Cenote Jardín del Eden o «Ponderosa»: Cuevas subterráneas por todos lados.

Existen dos tipos de lugares sagrados: aquellos creados por la mano del hombre, con una arquitectura que inspira cierto recogimiento como los templos e iglesias, y aquellos que ha creado la naturaleza. En estos es como si la tierra se dignara a recordarte lo modesto de tu existencia con espacios majestuosos, imponentes y poderosos. Aquí no hay trucos: inmediatamente abruma la grandeza de la vida que rezuman y conoces tu lugar en el universo.

Algo así ocurre en los cenotes, que otrora fueron espacios sagrados para los mayas y ahora son lugares donde puedes reconectarte con la naturaleza. El cenote Jardín del Edén se ha ganado su nombre, pues si la vida empezó en un jardín maravilloso, seguro lucía igual a este.

 

 

 

¿Qué distingue al Cenote Jardín del Edén?

Es un cenote a cielo abierto

Los cenotes, según su edad, pueden estar más o menos cubiertos. Los más jóvenes están más cerrados, mientras que aquellos a cielo abierto denotan una edad geológica mayor. El Cenote Jardín del Edén está a cielo abierto, lo que le proporciona aguas más tibias y una riqueza biológica inusitada. No en vano es una meca para los amantes de la vida sub-acuática.

Está muy cerca de Playa del Carmen

Si estás hospedado en este hermoso lugar, entonces el cenote Jardín del Edén será el plan perfecto para pasar una mañana relajada en familia, luego de un día de excursión más agitado y cansado. También puede ser parte de recorridos y excursiones más cortas. Puedes llegar en autobús, taxi y hasta caminando, dependiendo de dónde estás hospedado.

Puedes hacer clavados

Parece una tontería, pero en la mayoría de los cenotes no puedes saltar al agua desde gran altura. Aquí encontrarás plataformas desde las que puedes hacer clavados desde 3 y 5 metros de altura. Nada para regresar a la vida con un temerario chapuzón en los espejos de agua de esta piscina natural.

Es perfecto para bucear y hacer snorkeling

Hay pequeños pasajes submarinos que te llevarán a otros pozo en medio de la selva, y la vida marina es bastante interesante. Muchas personas reciben instrucción para aprender a bucear en este sitio, pues te hace sentir bastante seguro.

Es muy natural

Encontrarás algunas palapas en la orilla, unos sitios para comer, unos baños muy modestos y poco más. Aquí la intervención humana es mínima y eso es parte de su encanto.

Va menos gente que a otros cenotes

Dependiendo del día y la temporada, encontrarás menos turistas que en otros cenotes cercanos. Si bien es un lugar muy práctico al estar tan cerca de Playa el Carmen, sorprende que puedas encontrarlo con poca gente, sobre todo en las mañanas.

Clima

Cómo llegar al Cenote Jardín del Edén

Para llegar al Cenote Jardín del Edén, conocido como La Ponderosa por los guías y locales, no requieres intervención divina sino hacer el trayecto por carretera. Está a tan sólo20 minutos al sur de Playa del Carmen. Si estás en Mérida, puedes tomar la carretera federal hasta Cancún, sigues la ruta hasta Playa del Carmen. Luego tomas la vía a Tulum y encontrarás señalamiento que indica que has llegado. Está muy cerca del Cenote Azul, de hecho debes pasar la entrada a este.

Desde la entrada hasta el estacionamiento deberás transitar un pequeño camino de tierra. Si has tomado transporte público, debes caminar este pequeño trayecto, que podrá tomar unos 15 minutos. En la entrada pagas la tarifa por cada persona (entre 100 a 200 pesos mexicanos los adultos, 50 los niños y 150 los buzos) y podrás adentrarte en este pequeño paraíso.

Consejos para disfrutar al máximo tu visita al cenote Jardín del Edén

– Procura ir en las mañanas. Hay menos gente y si buceas, puedes disfrutar de la preciosa haloclina que se forma al juntarse el agua salada con la dulce, que hace lucir el agua como un espejo. Las tardes son un poco más concurridas.

– Este cenote cierra los sábados, así que debes tenerlo en cuenta para planear tus paseos y excursiones. Abre de Lunes a viernes y domingos de 8 am a 5pm.

-No hace falta contratar guías ni excursiones para visitar este cenote. Sólo toma un taxi o el bus en Playa del Carmen y estarás en pocos minutos.

– Lleva tu equipo de snorkeling y si no sabes nadar muy bien, te recomendamos llevar chalecos salvavidas porque el agua es profunda. En el sitio puedes rentar chalecos por unos 50 pesos, pero no siempre están en las mejores condiciones.

– Hay un pequeño establecimiento que vende comidas rápidas y algunos snacks, pero es recomendable llevar algo para merendar o comer si vas a pasar el día allí. Recuerda que no se permite consumir bebidas alcohólicas ni fumar.

– La persona que atiende la taquilla de la entrada es conocida por su cara de pocos amigos. No es personal y no permitas que te arruine la experiencia en esta sucursal del paraíso.

– Para conservar el ecosistema no se permite usar protector solar, cremas o repelentes, así que lleva sombrillas, camisetas, sombreros y otras formas de proteger tu piel. El sol no es muy fuerte ni directo por las formaciones rocosas y las plantas, pero es bueno tomar precauciones extras.

– Debes llevar tu traje de baño y toallas. No está permitido nadar con ropa.

– Siéntate en la orilla, relájate y permite que los pequeños peces te hagan una pedicura. Suena un poco extraño, pero hay una especie de peces que disfrutan alimentarse de las células muertas de piel. Sentirás un ligero cosquilleo y saldrás con unos pies impecables.

– Ve ligero de equipaje. No se recomienda dejar nada de valor dentro del automóvil y si vas en horas muy concurridas es mejor estar pendiente de tus pertenencias. Ve con poco efectivo y si los sientes necesario, puedes rentar un locker para dejar tus objetos de valor. No es inseguro, pero hay quienes han tenido experiencias desagradables en medio de la muchedumbre.

– En las mañanas el cenote Jardín del Edén es un lugar privilegiado para la observación de aves. Tucanes y otras especies que hacen vida en la jungla pasan por el lugar para adornar el cielo con su colorido plumaje.

– Es mejor que lleves pesos. Si bien aceptan moneda extranjera, no lo reciben a la mejor tasa.

– Disfruta el agua cristalina, los peces tímidos y el ambiente relajado. Comulga con el agua y la naturaleza. Saldrás renovado.

Horas de apertura

Lunes

9:00am - 6:00pm

Martes

8:00am - 6:00pm

Miércoles

9:00am - 6:00pm

Jueves

8:00am - 5:00pm

Viernes

8:00am - 5:00pm

Sábado

Closed

Domingo

8:00am - 6:00pm

Acceso a Adulto $200MXN Acceso a Niños $100MXN Acceso VIP $350MXN