Festival Internacional Cervantino: Encuentro de amantes de las Bellas Artes

Guanajuato es una de esas ciudades con un alma única, particular, que ha permanecida incólume durante el paso de los siglos; tanto que fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1989.. Y no nos referimos únicamente a su arquitectura enrevesada de túneles y callejones, al misterio de sus momias y a la calidez de su gente, sino que hacemos referencia a ese ambiente donde se respira cultura en cada centímetro cuadrado. Es por esto que resulta casi natural que el mayor festival artístico-cultural de Latinoamérica se celebre en estas tierras. El Festival Internacional Cervantino se hace durante el mes de octubre y se ha convertido en el punto de encuentro de los amantes de las bellas artes, donde cada año es posible disfrutar de danza, música, teatro y arte.

Trucos para aprovechar el Cervantino al máximo

Espectáculos:

El principal atractivo son los espectáculos que se ofrecen en plazas, teatros y otros espacios. El Festival Cervantino comprende una gran variedad de performances, conciertos y y obras. Lo primero que debes hacer es revisar el programa en la página oficial y ver cuáles son los que te interesan y que deseas ver. A partir de esto podrás crear tu itinerario. No olvides solicitar un programa impreso apenas llegues en uno de los kioskos de turismos repartidos en la ciudad.

Recuerda que es posible comprar los boletos con anticipación a través del sitio web del festival. Los precios oscilan entre los 200 a 400 pesos mexicanos (entre 10 a 20 US$). Si viajas con un presupuesto limitado, debes saber que frente a la Plaza de las Ranas (conocido como los pastitos) suelen presentar algunos eventos gratuitos de danza y teatro; mientras que en la Alhóndiga de Granaditas hacen conciertos musicales. Llega temprano para que tengas un buen asiento.

Conoce la ciudad:

Entre las horas de los eventos a los que asistirás, aprovecha para explorar la ciudad. Guanajuato no te decepcionará: puedes visitar los túneles, conocer las momias, pasear por el callejón del beso, El Pípila y, si quieres ir un poquito más lejos, La presa de la Olla es un excelente destino, donde podrás hacer un recorrido en lancha y apreciar su arquitectura.

Si eres extranjero o vas en un grupo grande, quizá te interese ir a una callejoneada. Este es un paseo por algunos de los 3600 callejones de la ciudad, amenizado por la música de las estudiantinas y la brújula certera de un experto guía, que les develará los secretos y pormenores de cada rincón de la ciudad.

Vete de Fiesta:

El Cervantino es un festival que atrae una gran cantidad de personas jóvenes de todos los rincones del país y del mundo entero, por lo que no es de extrañar que durante esa época la vida nocturna sea activa y variada. Puedes explorar bares y antros, encontrarte con personas de todo el mundo y vivir una fiesta multicultural y rica en aventuras. Un consejo: evita consumir licor en las calles, porque puedes ponerte en aprietos con la policía.

Puedes comer en uno de los numerosos y afamados restaurantes de la ciudad, la oferta es amplia y de calidad pero si te interesa ahorrar y/o probar auténtica comida regional te recomendamos visitar el Mercado Hidalgo y de paso te das una vuelta. No olvides aquel adagio que dice que sólo conoces una ciudad de verdad cuando visitas su mercado y su cementerio. No descuides los puestitos callejeros o los restaurantes de Plaza de San Fernando.

¿Cómo llegar al Festival Cervantino?

Si vienes de otro país has de saber que Guanajuato cuenta con un buen aeropuerto internacional, donde llegan muchas líneas aéreas reconocidas y no será problema lograr una conexión. Ahora, si estás en CDMX, tienes muchas opciones a tu disposición, pues Guanajuato está a menos de 5 horas de distancia (unos 360 km).

Puedes contratar un viaje en autobuses que salen desde la Central del Norte de la Ciudad por un precio muy reducido, sobre todo si es un paquete dirigido a estudiantes. De hecho, es posible encontrar ofertas publicadas en las distintas universidades del país, pues es un destino popular entre estudiantes. Pareciera que rentar un coche o usar el propio es un buen plan, pero es poco práctico, pues muchas calles están cerradas, hay pocos lugares para estacionar (y se ponen muy caros) y moverse resultará una pesadilla.

La mejor opción es ir en autobús y utilizar el transporte público (Uber, taxis y camiones) para moverse por la ciudad. Si planeas con tiempo tu alojamiento, podrías quedarte en la zona del centro y podrás trasladarte caminando a casi todos los lugares.

Es imprescindible reservar el hospedaje con meses anticipación, pues durante la temporada del festival los precios se disparan y una habitación puede costar hasta 300US$ por noche. Si bien Guanajuato es una ciudad turística con muchas opciones de hoteles y casas de huéspedes, considera contratar un AirBnB o una habitación en una casa particular o un poco hacia las afueras de la ciudad si quieres ahorrar.

Si quieres aprovechar el viaje y empaparte de todo lo que Guanajuato tiene para ofrecerte, puedes plantearte llegar con un par de días de anticipación o quedarte unos días más. Esto no sólo te permitirá evitar el caos de las multitudes que entran o salen de la ciudad, sino que podrás dedicar un poco más de tiempo para enamorarte de la historia y cultura en cualquiera de sus callejones.

Un poco de historia

Uno de los secretos del Cervantino es que se fue gestando en la Universidad de Guanajuato. En 1953 Enrique Ruelas crea un evento anual llamado Entremeses de Miguel de Cervantes Saavedra, donde se representaban las obras cortas de este autor en espacios públicos. Esta iniciativa mutó en 1972 al Coloquio Cervantino, donde se expandirá el evento de Entremeses.

Por esa misma época, el presidente Luis Echeverría asistió a diversos festivales culturales en Europa y manifiesta su deseo de calcar el formato en México y su prima, la famosa actriz Dolores del Río, le comenta que ella ha visto eso en Guanajuato. Esta sería la chispa que inyectaría el interés y el apoyo gubernamental a un evento que, hasta ese momento, sólo contaba con un alcance local. En 1972 se hace un gran festival, que contaría con la participación de muchos artistas nacionales e internacionales.

Desde inicios del siglo XXI se ha establecido la costumbre de elegir un estado mexicano y una nación extranjera como invitados de honor. Las muestras artísticas se han diversificado, dando espacio no sólo para teatro, danza y música clásica, sino para propuestas modernas y populares. Esto lo ha convertido en una visita obligada para jóvenes mochileros, viajeros amantes de la cultura y personas que desean pasar unos cuantos días en una burbuja de cultura y fiesta.

Clima en Guanajuato