Tepatitlán de Morelos: Bienvenido a la Perla de Los Altos

Una hora al noreste de Guadalajara entre Yahualica y Atotonilco te espera tu nueva conquista cimentada sobre pedernales de clima seco y bondadoso.

Perteneciente a la región de los Altos sur de Jalisco, Tepatitlán es sinónimo de orgullo: por su historia colonial y conservadora, que se refleja en el presente combinando tradición con modernidad, la fama de sus mujeres como las más hermosas de Jalisco, y su alegre fervor religioso con más de diez cálidos templos y celebraciones todo el año.

Desde que comiences a caminar por la avenida Hidalgo hacía el árbol de San Tranquilino por la Alameda, la arquitectura majestuosa y alta de sus hogares te llevará hacía un viaje mágico desde la época de sus antiguos pobladores –los criollos, quienes heredaron a sus descendientes su inconfundible tez blanca- hasta la importante guerra cristera que dividió al país en dos. ¡Pásele, güerito!

Main Square, view of the kiosk #mxptravel

Lugares para visitar en Tepa

Plaza de Armas:

De forma simétrica, flanqueada por banquitas verdes de baldosas cobrizas y el kiosko traído directamente de Francia la Plaza de Armas es el mejor lugar para empaparse de su historia y conocer a los tepatitlenses, siempre dispuestos a ayudarte para encontrar sus lugares favoritos.

Presidencia Municipal:

Está la primer parada: un mural con cinco siglos de historia y el semblante de la guapa mujer alteña.

City ​​Hall #mxptravel

Templo del Señor de la Misericordia:

De estilo ecléctico-barroco con interiores extensamente decorados en dorado llenos de flores, inició su construcción en 1842 y se alza indiscutiblemente como la iglesia más importante del municipio.

Cuenta la leyenda que en 1839 un campesino de nombre Pedro Medina caminaba por la zona, cuando vio que del tronco de un encino salían cientos de luces que hacían asemejarse a un crucifijo. Cortó el árbol, y un mes después se dio forma al Cristo Milagroso de Tepatitlán.

Temple of the lord of mercy #mxptravel

A él llegan miles de feligreses en procesión para pedirle ayuda desde hace 180 años. Dentro descansan pegadas todos los días cartas de agradecimiento por los milagros realizados.

Museo de la ciudad:

Albergado en una vieja casona que fue expropiada por el gobierno Federal en la época de los cristeros, esta joya arquitectónica abierta en 2001 está decorada con remates de estilo bizantino y enrejado de forja.

Dentro de sus seis salas vive la historia de Tepatitlán: colecciones de arte sacro con piezas de los siglos XVIII al XX, esculturas de pasta, colecciones de tumbas de tiro prehispánicas, un cinematógrafo y la colección del pintor Martín Ramírez, considerado uno de los mejores maestros del arte autodidacta del siglo XX.

No dejes de ver la famosa carta del 4 de mayo, que relata la vida típica hace 114 años y el pañuelo de una chica enamorada realizado a un joven de San Miguel el Alto de una manera bastante original, ¡bordó las letras con su cabello!

Parroquia San Francisco de Asís:

En diseño Neoclásico con toques barrocos, 63 metros de altura y terminada en 1775 te recibirá la última bella construcción que queda del virreinato. Con forma de cruz, fue revestida a tierra brasa: la única transportable sin instrumentos.

Desde sus torres contestaron los federales el fuego a los cristeros, el reloj tiene 140 años de dar la hora en pertinaz insistencia (ni siquiera se detuvo cuando le rompieron algunas carátulas a balazos). Si tienes paciencia podrás encontrar los huecos. Se dice que debajo existen conexiones hacia otras iglesias.

Tianguis Textil Artesanal:

El segundo más grande de México, encuentra los puestos por las calles todos los jueves y domingos en la mañana. Es el lugar idóneo para comprar ropa, sabanas o telas como el deshilado, punto de cruz o trapeo a buen precio, al mismo tiempo que apoyarán el consumo de lo fabricado en México y crecimiento de sus familias.

Museo del Cactus:

Inconfundible por tener la forma de una pagoda oriental. Es ideal para tomar fotos originales y pasar una tarde con la familia.

¿Dónde y qué comer?

Mercado Centenario:

Si buscas una experiencia local encontrarás desde temprano chocomiles de sabores. Aunque no tiene costa, los cocteles de mariscos al mediodía son una delicia.

Juice and breakfast place #mxptravel

Para los amantes de la carne no pueden dejar ir la oportunidad de comer una birria de carnaza, o unas carnitas en el restaurante Los Gordos. ¿Te quedó cruda después de la feria? cúratela al estilo local en las Aguas Nan.

¿Qué comprar?

Si vas en la temporada de cosecha podrás encontrar guayabitas, gorditas, conchas y arepas que son panadería de horno hecha con la masa del maíz molido y piloncillo. La zona es famosa además por quesos y ganadería. Aprovecha para surtir tu guardarropa a buen precio y vestir tradiciones mexicanas, lleva ropa de deshilado o punto de cruz. Para adornos originales ve a La Casa del Artesano.

Te lo recomendamos: para vivir una experiencia colonial y escapar de las aglomeraciones de la gran ciudad sin perder su modernidad y servicios.

Podrás encontrar una amplia gama de hoteles, discotecas, lienzos charros, parques, restaurantes y centros comerciales.

Si te gusta la fiesta lo mejor es ir entre el 15 de abril y 5 de mayo que se llevan a cabo las celebraciones de la ciudad. Hay actividades para todos los gustos, para aquellos devotos se realiza el recorrido por las calles del Señor de la Misericordia, además recorrerás La Expo Ganadera y la Feria en el parque Bicentenario.

El gobierno se puso las pilas y cuenta con un mapa interactivo para que puedas planear tu visita, ¡revísalo!  https://www.tepatitlan.gob.mx/turismo/mapa/

¿Cuánto cuesta?

Habitaciones dobles en hotel/hostal : A partir de $500 pesos.

Comida corrida: desde $50 pesos.

Bla bla car Guadalajara-Tepatitlán: desde $70 pesos ida.

Si quieres vivir una experiencia de lujo inspirada en la campiña francesa, dentro de un hotel boutique reconocido como Tesoro de México podrás encontrarla desde  $1,790.

Cierra tu visita con guasanas y una nieve de yogurth; escucha a la tradicional banda municipal que celebra todos los jueves y domingos lo que comprobarás en cada visita: en Tepatitlán su tesoro está en su gente.

Clima